11.1.13

Anoche fui a tomar algo con una de mis mejores amigas, Romina. Fuimos a un bar y como no tenía ganas de tomar alcohol, pedí un Frapuccino. Grave error. Me trajeron el café más feo de mi vida: le faltaba azúcar, se olvidaron de la crema batida, no tenía helado ni hielo o algo que se le parezca, y como consecuencia, estaba tibio. Obviamente fue devuelto al mozo y por supuesto, no pagué un centavo. Debería haber ido a lo seguro, la Caipiroska que no falla. Esa es la enseñanza que me quedó de tan mala experiencia.
Igual la noche no terminó tan mal, de ahí nos fuimos a una heladería donde nos hicieron un Milkshake digno de película Yankee: de chocolate, espeso, con crema, salsa de chocolate y una cereza que ninguna comió pero quedaba pintada.

4 comentarios:

Y además sombreros dijo...

La segunda es una foto muy bella y que pena lo de tu café.
Un besazo.

Marta Vonk dijo...

Hola, gracias por pasarte por mi blog y tu comentario ;)
pasare cuando quieras y si te apetece podemos seguirnos, yo lo hago ya ;)

Estoy viendo tus post son tremendos, me alegro que finalmente disfrutaras de un cafe en condiciones

http://www.salsarosafashion.blogspot.com.es/

Melanie MGS dijo...

basta de tentarme con comida por favor!
quiero que sepas quie no estás sola, ya estoy googleando jelly shoes.......
besos!

Sofía Rivarola dijo...

Que bonitas fotos! Me encantó el post anterior, estoy con la misma obsesión!! Me voy a ir a ver a Melissa a ver si consigo un par. Si sabes, avisa!!

Saludos

♥ Te espero - http://modegeek.blogspot.com

Sofía